Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

Divagaciones de un mallorquín - Page 10

  • 20 años después: el muro cayó y el comunismo resurge

    mauer.jpg¿Cómo es posible que después de las elecciones del pasado 27 de septiembre resurja el comunismo en Alemania 20 años tras la caída del muro?. Joachim Gauck intentó dar respuesta a esta pregunta en el club de prensa de Colonia el pasado 5 de octubre.

    Hay pocas personas que estén tan autorizadas como él para hacer un análisis del pasado y del futuro. Joachim Gauck fue ministro protestante y miembro fundador del Neues Forum, una de la entidades que contribuyó a la revolución del 89. Más tarde, durante 10 años, fue el "Encargado Especial del Gobierno Federal Alemán de los documentos relacionados con personas pertenecientes a la Seguridad del Estado de la antigua República Democrática Alemana (RDA)" (www.bstu.bund.de). Y como este título es tan impronunciable, simplemente se la denominó "Oficina Gauck". Esta oficina permite ver las actas del servicio secreto de la RDA. Muchos recordarán aquí la película "La vida de los otros".

    Gauck recordó que la revolución del 89 se llevó por delante 57 años de dictadura: 12 de dictadura nazi y 45 de dictadura comunista y que, por lo tanto, estamos ante lo que él llama "un proceso de mentalidades". Si hoy un procentaje considerable en el Este y otro porcentaje, más bajo pero aún más sorprendente, en el Oeste de Alemania, votan al partido comunista "Die Linke" se debe a que muchos en la República Federal unida se sienten "sin hogar". La crisis económica acentúa este efecto. Gauck lamenta que muchos parecen haber olvidado que son estos mismos comunistas, los que negaron los derechos fundamentales y los derechos de los cuidadanos, por ejemplo, al abolir los sindicatos. También parecen haber olvidado de qué modo se trataba a las personas minusválidas. Los bachilleres, hoy por hoy, en el Este de Alemania tienen una visión demasiado romántica de su historia. Sigue existiendo la nostalgia de tiempos pasados en el Este y en el Oeste, por esto Gauck afirma que tardaremos 40 años más en conseguir la unidad alemana. El éxito de los comunistas en Alemania se debe, según Gauck, a que están en vigencia las leyes del entretenimiento y en una época de crisis es fácil actuar con esloganes que polarizen.

    Las dictaduras contribuyeron a minar el espíritu emprendedor y destruyeron la cultura económica. Una medida que no se tomó fue crear estímulos fiscales para promover empresas en la Alemania del Este. Gauck opina que el mayor enemigo del alemán del Este (llamado "Ossi"), es el alemán del Este que pertenecía al sistema comunista y que sigue existiendo. También precisó que peor es el alemán del Oeste ("Wessi") que tiene compasión del "Ossi", que aquel "Wessi" que lo sabe todo mejor que el "Ossi".

    Así como los autores de la revolución cultural del 68 se encararon con su padres por haberse involucrado con el nazismo, todavía no emerge la revolución cultural de aquellos cuyos padres se involucraron con el comunismo.

    Gauck hizo una gran defensa de la libertad con responsabilidad. Recordó de un modo muy personal el momento en el que pudo votar con 50 años por primera vez. Lamentó nuestra tendencia actual a evadirse de la existencia siendo nada más que un consumidor: "Hoy tenemos muchos consumidores y pocos cuidadanos". Los peligrosos son los miedosos – dijo –  que son libres para comprar lo que sea en el supermercado, pero que a la hora de ejercer un deber fundamental, prefieren no votar. Gauck concentra hoy sus esfuerzos en evitar el éxodo de la Alemania del Este.

    No ha llegado el "punto final" del análisis de la histora contemporánea alemana. De hecho su oficina basa su trabajo en recordadar que los oprimidos son más importantes que los opresores. Gauck es un personaje que vale la pena no olvidar.

  • Un turismo distinto

    Hotel.jpegEl que se haya tomado la molestia de leer la última carta encíclica de Benedicto XVI, Caritas in Veritate, habrá descubierto las pautas que ofrece el Papa para lo que él llama civilización de la economía. A mí concretamente me ha llamado la atención, entre otros, el número 61 del texto en el que propone "un turismo distinto":

    “Un ejemplo de la importancia de este problema lo tenemos en el fenómeno del turismo internacional, que puede ser un notable factor de desarrollo económico y crecimiento cultural, pero que en ocasiones puede transformarse en una forma de explotación y degradación moral. La situación actual ofrece oportunidades singulares para que los aspectos económicos del desarrollo, es decir, los flujos de dinero y la aparición de experiencias empresariales locales significativas, se combinen con los culturales y, en primer lugar, con los educativos. En muchos casos es así, pero en muchos otros el turismo internacional es una experiencia deseducativa, tanto para el turista como para las poblaciones locales. Con frecuencia, éstas se encuentran con conductas inmorales, y hasta perversas, como en el caso del llamado turismo sexual, al que se sacrifican tantos seres humanos, incluso de tierna edad. Es doloroso constatar que esto ocurre muchas veces con el respaldo de gobiernos locales, con el silencio de aquellos otros de donde proceden los turistas y con la complicidad de tantos operadores del sector. Aún sin llegar a ese extremo, el turismo internacional se plantea con frecuencia de manera consumista y hedonista, como una evasión y con modos de organización típicos de los países de origen, de forma que no se favorece un verdadero encuentro entre personas y culturas. Hay que pensar, pues, en un turismo distinto, capaz de promover un verdadero conocimiento recíproco, que nada quite al descanso y a la sana diversión: hay que fomentar un turismo así, también a través de una relación más estrecha con las experiencias de cooperación internacional y de iniciativas empresariales para el desarrollo”.

    Ya que en las Islas Baleares vivimos del turismo, nos conviene pensar sobre lo que podríamos llamar la antropología del turismo. Personalmente, por poner un ejemplo, me molesta mucho entrar en la habitación de un hotel que tenga canales de pago pornográficos. De hecho lo considero un insulto por parte del hotelero al cliente. He escrito a dos directores de hotel en Alemania amigos míos, curiosamente de cadenas españolas y les he pasado este texto pidiéndoles su opinión. Uno me contesta que dió de baja el contrato con el canal de pago en mayo de 2008 y el otro que estos canales suelen ir ligados a paquetes de programas que se ofrecen en bloque y no es posible muchas veces contratar servicios sueltos de esos paquetes sin que no incluyan los mencionados.

    Nos convendría pensar si las Islas Baleares se quieren poner, a nivel mundial, a la vanguardia de este turismo distinto que el Papa propone y defender este modelo en todos los destinos en los que están presentes nuestras cadenas hoteleras. Afortunadamente ya vamos dando algún buen ejemplo en este campo y se conocen compañías que han apoyado la campaña de Unicef “No hay excusas, no a la explotación sexual infantil“, o aquellas que han firmado el Código Contra la Explotación Sexual Infantil. Iniciativas como estas pueden lograr que más de un cliente tome conciencia sobre esta lacra que todavía es una realidad en muchos destinos turísticos.

  • Los umbrales de Jerusalén

    Sea of Galilea.jpgEn el parvulario de los Sagrados Corazones de Palma aprendí de niño aquella canción: "ya están pisando nuestros pies tus umbrales Jerusalén". Casi cuarenta años después se ha cumplido, pues he podido disfrutar de una estancia de tres semanas en esta cuidad emblemática que supera lo inimaginable.

    En Jerusalén se concentran las tres grandes religiones monoteístas: el islam, el judaísmo y el cristianismo. En el templo de la montaña los mahometanos recuedan la ascensión de Mahoma al cielo y los judíos el lugar del sacrificio de Abrahán. No existe cuidad con mayores contrastes y con mayor confluencia de intereses. Basta pensar en la concentración de confesiones cristianas de diversos ritos tanto católicos como ortodoxos, e incluso protestantes.

    Lo que más me ha impactado emocionalmente ha sido la visita al lago de Genesaret. Me pasé media hora rezando, por qué no decirlo, mirando al lago, oyendo el movimiento del agua, el susurro del viento y el piar de los pájaros. Este momento me conmovió por ser lo más parecido a lo que Jesús de Nazaret mismo pudo haber experimentado con sus sentidos. Es una paisaje realmente bello. Ain Karim, el lugar donde se conmemora la Visitación de la Virgen a su prima Santa Isabel recuerda intensamente a los paisajes de Mallorca que conocemos. Ir a Tierra Santa es, en definitiva, un deber de cristiano y ahora más, ya que el gobierno de Israel no se muestra especialmente propicio para facilitar vivienda y un lugar de trabajo a los cristianos de origen árabe o de otros países.

    Ya que he tenido la dicha de vivir en Alemania la caída del muro de Berlín hace ahora veinte años, se me han revuelto las entrañas al ver el nuevo muro que delimita el territorio de Israel. Es cierto que desde que existe el muro apenas hay atentados en Jerusalén. La presencia en la cuidad de tropas de chicos y chicas jóvenes con metralletas de cuatro palmos dan una gran sensación de seguridad. Jerusalén se mostraba desgraciadamente más segura que Mallorca, que se ha visto achacada por un ismo cobarde durante este verano. Por otro lado, un empresario palestino me decía en el autobús público camino de Belén: "tú como europeo tienes más derechos que yo en mi tierra. Nosotros vivimos peor que los perros". Es conocido que se han hecho estudios geológicos para acaparar las fuentes de agua dentro del muro y que el terreno israelí ha aumentado un 10% con la contrucción del muro. Los desalojos de viviendas palestinas, en su gran parte arbitrarios, están a la orden del día.

    Curiosamente llama la atención ver a muchos chicos jóvenes del barrio árabe con la camiseta del FC Barcelona. Otra escena chocante fue ver como en una gasolinera llenaban una pequeña botella de plástico con gasolina. Una operación peligrosa: quién sabrá para qué necesitarán esa botella... En conclusión: un viaje que, a pesar de todo, vale mucho la pena hacer.

  • Recordar la herencia

    Kultur.jpgNo cabe duda de que Alemania es una país de un gran nivel ural. Todo empieza desde bebés, por ejemplo, con los conciertos para los recién nacidos que tienen lugar en cuatro barrios de Colonia. Se trata de un programa de la Filarmónica de Colonia dirigido a mujeres embarazadas, para que vayan los padres y madres con sus bebés. Las jóvenes familias y las futuras madres escuchan piezas de cámara, del barroco o música contemporánea. Por un precio muy asquible, 6 euros por o con bebé, se puede participar en un concierto de 45 minutos. Todo está previsto para este tipo de conciertos: mantas para que los bebés puedan moverse con libertad por el suelo, mesas para cambiar pañales y "aparcamiento" para los cochecitos de los bebés. Según diversos estudios, los estímulos musicales en la edad trempana pueden contribuir a un buen desarrollo del sentido del oído. Las estadísticas reflejan que para un tercio de los participantes os este es el primer concierto al que asisten y que la mitad se propone asistir de nuevo a futuras actuaciones de cualquier orquesta filarmónica.

    Otro tipo de concierto que ofrece la Filarmónica de Colonia son los de mediodía. Desde 2006, cada jueves de las 12.30 hasta la 13.00 es posible acudir a un concierto gratis. Ya han acudido más de 120.000 personas: estudiantes, profesionales y todo tipo de gente que hace, por ejemplo, una pausa durante las compras. La céntrica ubicación de la filarmónica en la cuidad facilita mucho que el público se apunte a esta oferta ural. Por lo general, en este concierto se presentan piezas que son parte de las pruebas generales para los conciertos comerciales.

    Por ser la única sala de conciertos de toda Alemania que promueve este tipo de conciertos, la Filarmónica de Colonia ha recibido el Premio "Lugar de las Ideas". Este premio (www.land-of-ideas.org) proviene de la cita de un discurso del Presidente de la República, Horst Köhler, que recordó a la nación el potencial creativo que tiene en todos los campos.

    Otra manera de potenciar la ura es fomentar el conocimiento del significado histórico que tienen los monumentos para la propia identidad nacional e incluso individual. Se fomenta de un modo especial que la población contribuya privadamente a la restauración de monumentos. Esto es lo que promueve la Fundación Alemana para la Protección de Monumentos (www.denkmalschutz.de): castillos, iglesias, conventos, fincas, centros urbanos, parques, instalaciones idustriales, etc, son los objetos de esta fundación.

    La idea comenzó en 1985, según el o inglés "National Trust". El objetivo de esta fundación privada es proteger monumentos en riesgo de destrozo, restaurarlos y darles una utilización adecuada. Despúes de la caída del muro en 1989 este objetivo se convirtió en una necesidad vital para el país y, de repente, se dió un crecimiento inesperado de donaciones. La fundación cuenta hoy con más de 150.000 donantes privados, y con un volumen económico de 340 millones de euros ha podido sanear de este modo más de 3.000 monumentos. Sin duda de esto podemos aprender.

  • La Pasión de Oberammergau 2010

    scene_06_preview_oberamergau.jpgOberammergau, un pueblecito en las montañas de la alta Baviera, es una zona de prodigiosos paisajes, donde suelo pasar unos días de vacaciones en verano. Esta localidad también es famosa por la Pasión de Jesús (www.passionsspiele2010.de) que se escenifica cada 10 años desde que en 1633 el pueblo hizo un voto de agradecimiento por verse librado de la peste.

    En el siglo XXI se sigue conmemorando este evento en el que participa buena parte de la población. Ni más ni menos que 2472 paisanos colaboran en la puesta en escena y 638 de ellos son niños. Todos los que participan son, o bien de Oberammergau de nacimiento, o llevan viviendo más de 20 años en el pueblo. Todos, Jesús, Judas o María, los cantantes del coro, los miembros de la orquesta, los eros y los taquilleros son del pueblo.

    Ya son 41 las veces que será repetido. Esto atrae a unos 500.000 espectadores de todo el mundo y por eso se ha convertido en uno de los eventos religiosos y urales más importantes de toda Alemania.

    El desafío principal consiste en pasar el testigo a las generaciones más jóvenes logrando que así se involucren en este evento. Aunque se ha tendido a elegir a personas mayores para personajes como Pedro, es más coherente con la realidad histórica escoger un actor joven. Un elemento estilístico son los llamados "tableaux vivants", las imágenes vivas. Se trata de escenas acompañadas (como en la ópera) por la orquesta, el coro y solistas que facilitan la asimilación espiritual y emocional de la escena. La Pasión se pone en escena a las 14.30 y termina tras una pausa de 3 horas a las 22.30. Las pruebas empiezan en noviembre de 2009. La apertura será el 15 de mayo de 2010 y la Pasión se repetirá 102 veces hasta el 3 de octubre de 2010. Hay que tener en cuenta que la vida sigue en el pueblo durante esta temporada y que la población hace grandes esfuerzos para compatibilizar trabajo, colegio, familia... y Pasión.

    El director de la Pasión de Oberammergau 2010, Christian Stückl comenta que "lo más apasionante de esta tarea consiste en cómo tratar a la figura de Jesús de Nazaret. La estoy buscando desde mi juventud. He leído muchos libros. He visto muchas películas – Pier Paolo Pasolini, Scorsese, Mel Gibson, etc –. He tenido muchas conversaciones y de todos modos no consigo descubrirla. Siempre vuelve la pregunta: ¿Cómo conseguir que sea Él? Una representación de la Pasión no sólo puede ser una representación histórica, pero ¿cómo conseguir poner la fe en escena?, ¿cómo mostrar la Ultima Cena o la Resurección?. Jesús: totalmente hombre y totalmente Dios. De hecho una tarea imposible".

    Las escenas en masas son las favoritas del pueblo. El estrado gigante lo pide. Una de las escenas más vivas es la entrada de Jesús en el mercado del Templo, lleno de comerciantes. Jesús lo pone patas arriba: actividad febril mercantil, niños alegres que corretean por todas partes, ovejas y cabras en movimiento sobre el escenario y el gesto más simbólico al final: Jesús libera a las palomas que vuelan hacia el cielo azul de Oberammergau.

    ¿Hay ganas de reservar entrada?.

  • Cuando de todos se sospecha

    verdacht.jpegCada vez es más llamativo el paradigma del mundo occidental: cuanta más seguridad, mayor pérdida de la libertad. Cuanto más se deteriora la conciencia moral, mayor es la necesidad de control y de regulación, con el peligro real de convertir el sistema capitalista en un sistema totalitario. Lo característico de un régimen totalitario es la continua sospecha, la falta de confianza entre los cuidadanos y el aumento de una red de "espías" voluntarios a favor del régimen.

     

    La empresa Lidl ya se vio fuertemente atacada por la opinión pública por contratar una oficina de detectives para que observaran los robos "internos" en la empresa. Más adelante salió a la opinión pública la investigación de Lidl sobre la salud de los empleados. En la basura de la empresa se descubrieron incluso notas sobre posibles embarazos de algunas empleadas. En parte es comprensible que se cuestionen las ausencias laborales por enfermedad. En Alemania se denomina "Krankfeiern" a la posibilidad de ausentarse del trabajo, como máximo por tres días, con motivo de enfermedad, sin la necesidad de presentar un certificado médico, lo cual es muy propicio al abuso y puede llegar a provocar una importante fuente de pérdidas para una empresa.

     

    Por su parte, la empresa de ferrocariles alemana, Die Bahn, investigó los posibles casos de corrupción interna, especialmente en los departamentos de compra de la empresa.

     

    ¿Cómo se protege legalmente una empresa del abuso que puedan cometer los empleados de la propiedad de la misma empresa? Nos encontramos ante un grave problema que exige mucho tacto a los departamentos de personal, primero cuidando mucho la selección de los empleados, segundo retribuyéndoles con el salario justo – si es posible incluso generoso –  y tercero, creando un clima de confianza que clarifique que el que daña a la empresa, se daña a uno mismo y pone en peligro su puesto de trabajo y el de todos su compañeros. Si esta política de empresa falla y sólo se tiene conocimiento de pesquisas y de indagaciones ocultas, se atenta contra el espítitu empresarial, lo cual puede acabar derrumbando a la propia empresa. No sorprende entonces, que los directores ejecutivos de Lidl y de la empresa nacional de ferrocarriles hayan sido sustituidos recientemente.

     

    Otro episodio cómico fue la investigación policial que tuvo lugar en la cuidad de Heilbronn en el caso del asesinato de una mujer policía. En cuarenta lugares distintos resultó que se sospechó de la misma persona. Motivo: los palillos utilizados para recoger el ADN ya estaban contaminados por una persona antes de ser usados en el análisis.

     

    La conclusión: la sospecha por si sola no basta para recomponer un tejido social justo. Es preciso invertir en formación empezando por abajo: formación de padres, formación de profesores y formación de alumnos.

  • La Reina y Coca Cola promocionan Mallorca

    lareina.jpgPara mí los premios a la mejor promoción de Mallorca se lo llevan la Reina Sofía y Josep Macaró, el abuelo de Mallorca, que con sus 102 años ya es por todos conocido por su spot publicitario con Coca Cola.

    En el libro "La Reina muy de cerca", de Pilar Urbano, se hacen múltiples menciones a Mallorca y siendo mi caso el de un mallorquín residente en Alemania desde hace muchos años, tengo que decir que lo he leído con especial complacencia. La cita cúlmen al respecto la tenemos casi al final del libro, en la págína 310. Le dice Urbano a la Reina: "Cuando se han recorrido de punta a cabo los cinco continentes, con sus costas, sus ríos, sus cordilleras y sus islas, no sé si los paisajes se le confunden por dentro o si todavía hay un instinto que al llegar a cierto lugar dice: ¡Esto es lo mío!, ¡esto es mi hogar!".

    Responde la Reina: "Sí, sí. Ese lugar existe. Y no lo confundo con ningún otro. Palma de Mallorca. Me atrae. Tira de mí. Es algo muy sencillo, pero no lo sé explicar. Me siento integrada en aquel paisaje como si formase parte de mí, o yo formase parte de él. La cuidad antigua, el puerto, el panorama de mar abierto que veo desde mi habitación en Marivent. Me indentifico con aquella estela mediterránea que une mis dos tierras: España y Grecia. Allí, sólo con estar, ya me siento a gusto". Pienso que nada tenemos que añadir los mallorquines a esta observación. Lo que la Reina dice yo lo estoy viendo desde Alemania.

    Y ahora, además, tenemos el caso de nuestro amigo Josep Mascaró, de Vilafranca, en su anuncio de Coca Cola. Las imágenes de la isla, aunque breves, y sus sabias palabras para Aitana en Madrid arrasan en televisión y en You Tube: "Es que muchos te dirán que a quién se le ocurre llegar en los tiempos que corren: que hay crisis, que no se puede...¡Ah!...Esto te hará fuerte: Yo he vivido tiempos peores que este, pero al final, de lo único que te vas a acordar es de las cosas buenas. No te entretengas en tonterías, ¡que las hay!, y vete a buscar lo que te haga feliz, que el tiempo corre muy deprisa. He vivido 102 años y te aseguro que lo único que no te va a gustar de la vida es que te va a parecer demasiado corta. Estás aquí para ser feliz".

    Ver este spot cada día es una buena manera de animarse y de recordar lo que es importante. No tengo acciones de Coca Cola pero se ve que es posible hacer anuncios que te llenan de alegría y no de tristeza. El ejemplo antagónico a este tipo de anuncios fue la empresa de ropa "Benetton". Recordaremos quizá sus carteles gigantes siempre con escenas estremecientes.

    De hecho les puedo contar que voy a traducir este mensaje al alemán e intentaré que este spot salga en Alemania. A ver si entre varios conseguimos animar a Coca Cola Deutschland (Alemania) a que saque este anuncio. Sería un éxito rotundo en Alemania. No sólo porque muchos alemanes aman nuestra isla, sino porque los temas que toca (la apertura a la vida al principio y al final, la felicidad, la familia...) son temas muy importantes en estos tiempos de índices de natalidad tan bajos y, además, con la tentación a promover la eutanasia en algunos países. Quiero ver el anuncio a las 19:58, dos minutos antes del telediario principal en Alemania, el Tagesschau, que se emite cada día a las 20:00 horas. En los tiempos Web 2.0 es todo cuestión de convencer entre todos a Coca Cola. Ya les contaré si lo he conseguido.

  • Un buen gesto pero mal entendido

    Papst Merkel.jpegEl gesto del Papa de levantar la excomunión a la Fraternidad Sacerdotal San Pio X – no a un individuo singular– ha levantado mucha confusión especialmente en Alemania, también debido a una reacción mediática en cadena que nadie había previsto en el Vaticano y que ha involucrado al mundo judío y también a la esfera política de un modo asombroso.

    Vayamos por pasos. ¿Qué hace un verdadero padre con un hijo leproso o drogadicto?: tenderle la mano. Este ha sido el gesto del Santo Padre con la Fraternidad Sacerdotal San Pio X al levantar la pena de excomunión. El Papa quiere evitar que este cáncer –o, mejor dicho, necrosis– progrese y se perpetue a través de la ordenación de más obispos. El Papa simplemente se ha ocupado de unas ovejas descarriadas. Obviamente, este gesto de confianza se ha convertido en un escandaloso abuso por parte de la Fraternidad. Pero incluso hasta este límite se ha aproximado el Papa. ¿Quién perdona sabiendo que el perdón se puede convertir en abuso por parte del perdonado? ¿Quién se siente juez de aquel que perdona?. No seamos tan hipócritas.

    Si un comentarista de fútbol confunde un corner con un penalty, pierde su puesto de trabajo. Los medios han hablado de "rehabilitación", mientras que el Papa simplemente ha decretado un indulto, lo cual no niega la culpa bajo ningún concepto. De hecho esta Fraternidad sigue encontrándose en una situación cismática. Y como es muy fácil hablar de temas de los que uno no tiene ni idea, el mundo secular se ha rajado las vestiduras. Es más, según informes de varios medios presitigiosos (NZZ Zürich, FAZ Frankfurt) todo parace haber sido una bomba de relojería provocada por la entrevisa con el obispo Williamson, según el plan de las astutas periodistas Fiammetta Venner y Caroline Fourest.

    El hecho es que nunca se había hablado tanto del Concilio Vaticano II y me parece muy acertado que todos los cristianos volvamos a leer todos sus decretos. También me parece acertado poner el perdón en el centro del pensamiento humano y cada uno de nosotros puede ir pensando a quién puede perdonar hoy mismo.

    Aunque la canciller Merkel no es experta en derecho canónico ni tampoco parace saber lo que ha dicho el Papa sobre el Holocuasto y, por mucho que el semanario SPIEGEL se empeñe en poner al Papa en un papel bochornoso, los alemanes no se van a dejar amedrentar y se alegran de las noticias de que el Papa irá probablemente a Berlin en 2010.

    El Estado de Israel, que debido a la última guerra tiene que mejorar mucho su imagen, se alegra de la visita del Papa en mayo de 2009. Será un viaje nada fácil que bien se puede ver como una cumbre del pontificado de este Papa alemán. Pienso que sólo puede ser superado por visitas a Teherán, Bagdad, Pekín o Moscú. Sueño con que seremos testigos de estas visitas en el siglo XXI. Con este Papa, o con el siguente.

    Y como el Papa no depende de una campaña electoral ni se rige por mayorías sino que, como fruto de la oración, procura ser "el dulce Cristo en la tierra" –como decía santa Catalina de Siena– no podemos esperar de él otros gestos que no sean los de Cristo mismo, que no cesó de actuar aún y cuando no era entendido, aunque eso le costase morir en la Cruz.

  • La confianza en crisis

    Vetrauen.jpegEl mundo financiero alemán se quedó paralizado cuando tuvo noticia del suicidio cometido por Adolf Merkle el pasado día de Reyes. ¡Cuál debió ser la confusión de la persona que contaba con la quinta mayor fortuna del país para recurrir a semejante "solución"!.

    Con razón se habla mucho de la crisis y el problema de fondo es la crisis de la confianza. Es un problema de fe humana. Nuestra fe se fundamenta en las personas que nos rodean, en aquellas que pensamos que son dignas de nuestra confianza. Pongamos el ejemplo del asesor banquero. Esta persona está obligada a salvaguardar nuestros intereses para efectuar aquellos negocios que nos lleven a obtener la mayor ganancia posible. Y aquí entramos en el conflicto de que una mayor ganancia para el cliente puede suponer una menor ganancia para el banco. El logro está en conseguir el equilibrio para que salgan ganando los dos, el cliente y el banco, pero nunca a costa de la verdad. El asesor financiero que vende un producto sabiendo que está timando al cliente no es digno de nuestra confianza.

    La confianza es la base de toda relación y es la garantía de la convivencia pacífica. La falta de confianza es propia de un sistema totalitario. La garantía del "sistema de libertades" -como diría el recientemente fallecido periodista, empresario y añorado tío, Juan Pablo de Villanueva-, debe ser la piedra angular de la democracia.

    El Presidente de la República Federal Alemana, Johannes Rau, en su famoso discurso de despedida a la nación del 12.5.2004 dijo: "Quiero hablar de lo que es el fundamento de cualquier cambio. Quiero hablar de lo que en mi experiencia posibilita las recesarias reformas en nuestro país: me refiero a la confianza y a la responsabilidad... Donde falta confianza hay inseguridad. El miedo al futuro es la mejor vía para no ganar confianza. El miedo paraliza la capacidad de actuar y turbia la mirada para lo que hay que cambiar verdaderamente en el Estado y en la sociedad; lo que se debe adaptar a las nuevas circunstancias y lo que en cualquier caso debe permanecer... La pérdida de confianza en nuestro país tiene también razones muy tangibles. Son actuaciones concretas y modos de hacer, palabras y hechos que generan en cada vez más personas una desconfianza profunda". En efecto, la confianza es el tejido de la malla que consolida a la sociedad. Sin confianza las relaciones personales y sociales de descoyuntan.

    Según el sociólogo Hans Braun "las sociedades se distiguen en su capital social y, por lo tanto, en el tamaño de la confianza que en él existe. Así, las sociedades con un mayor capacidad de confianza superan en principio a aquellas sociedades en las que las personas no se confían mutuamente y, sobre todo, en las que no existe confianza en instituciones abstractas o en sistemas. Allí donde las personas no confían en los bancos se mantendrá el dinero en casa, lo que supone que las pocas masas de dinero no se podrán acumular para generar créditos que faciliten inversiones económicas sensatas. Allí donde las personas no confian en la eficacia de las instituciones políticas, prefieren fiarse de las decisiones que toma un clan".

    En cualquier caso los tiempos que pasan son también tiempos de "renovación espititual", como ha escrito Wolfram Weimer, redactor jefe de la conocida revista de ura política Cicero: "la mejora coyuntural 2010 comienza por la cabeza".

  • Cuando los carteros tienen hambre

    stollen.jpegPocos días antes de Nochebuena se aclaró la incógnita que la portavoz de la Fiscalía de Frankfurt apostilló de verdadera "historia navideña". ¿Qué había ocurrido?

    Llegó a la redacción del periódico Frankfurter Rundschau un paquete de una empresa de procesamiento de datos con informaciones referentes a más de diez mil tarjetas de crédito del Banco del Land Berlín. El periódico dio a conocer esta información, que también hizo llegar a la policía. Se generó un debate mediático de gran magnitud sobre la seguridad de los datos finacieros personales, mientras la policía se disponía a averiguar la procedecia de los datos. Todos los canales de televisión y toda la prensa escrita y demás medios se hicieron eco de tamaña imprudencia. Al día siguente se generó un debate parlamentario en Berlín para reclamar soluciones y tomar medidas: declaraciones de políticos por aquí y por allá. Ciertamente no dejaba de ser nimio el asunto.

    Todos recordaban el caso Zumwinckel. El presidente del Postbank, Klaus Zumwinckel, fue detenido a comienzos de 2008 en su casa. Se le acusaba de fuga de capitales en Liechtenstein. Lo llamativo de esta situación es que el Ministerio de Hacienda había obtenido estos datos comprándolos a un antiguo empleado del banco de Liechtenstein, que los sacó ilegalmente y los vendió al servicio secreto alemán.

    Todo se aclaró cuando dos carteros de un servicio privado de correos declararon a la policía haber abierto un paquete con destino al periódico que contenía el tradicional Stollen navideño, un pastel con mazapán típico de la época, que supongo se comerían plácidamente en uno de estos días fríos de invierno. Para no llamar la atención, sustituyeron la etiqueta de otro paquete por la del pastel. Aunque no lo abrieron, el paquete con nuevo destino contenía esos datos de tinte o para la opinión pública. Me imagino la cara de sorpresa del redactor jefe del Frankfurter Rundschau al leer datos relacionados con tarjetas de crédito en vez de poder zamparse un buen Stollen con sus colegas.

    Sin tener ninguna culpa, la empresa de procesamiento de datos fue citada reiteradamente en en los medios de comunicación. Se trataba de un envio común a un cliente con el que, personal no especializado nada puede hacer. Encargaron este envio a una empresa privada de transporte, que a su vez subcontrató el envio a otro empresa con carteros hambrientos... Sin duda, esta historia me ha recordado las misteriosas y famosas desapariciones de mis añoradas ensaimadas, que en ocasiones se producen en aeropuertos españoles y también internacionales.

    Lo sucedido en Alemania – una verdadera tormenta en un vaso de agua – se ha resuelto con un toque de buen humor y de humanidad en este mundo a veces tran cruel. Una lección también para el mundo mediático y político en el que cada vez se resuelven más asuntos en la esfera pública con los consiguentes sobresaltos, muchas veces innecesarios, y que pueden herir la buena fama de personas o instituciones sin ninguna culpa.