Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

Divagaciones de un mallorquín

  • Mallorca pierde puntos

    Aunque he realizado algunas visitas esporádicas, hacía catorce años que no pasaba un mes seguido en Mallorca. Ha sido el mes de junio y tengo que decir que he encontrado a la isla bastante cambiada. Lo que más me ha llamado la atención han sido los grandes cruceros atracados en el puerto de Palma y los atascos de tráfico.

    La situación geopolítica en Grecia, África del Norte y Turquía está favoreciendo que vengan más turistas a Mallorca. Por esta razón veo necesario, si no existe, la creación de una mesa de trabajo para elaborar un plan estratégico con vistas a 2030 sobre el posicionamiento turístico de Mallorca para los próximos lustros. ¿Qué tipo de turismo queremos tener en el futuro?, ¿cuáles serán las características que nos distinguirán de otras zonas turísticas?, ¿qué posibilidades tenemos para elegir el tipo de turista que nos interesa?

    Leer más ...

  • Otoño político

     

    horst-seehofer.jpgCon las elecciones nacionales del 24 de septiembre, el otoño se presenta político. Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a una rueda de prensa de Horst Seehofer, el Presidente del Gobierno Bávaro.

    El piensa que la “gran coalición” de cristiano demócratas y de socialistas que llevan gobernando el país dos legislaturas seguidas no se debe convertir en una solución perenne. La coalición ideal sería más bien con los liberales. La coalición con los verdes es problemática, ya que están a favor de fronteras abiertas. Lo que el país necesita es una inmigración controlada y selectiva, y más seguridad. El número de refugiados políticos ha pasado de 300.000 anuales a 70.000. Esta cifra sí es más fácil de integrar. En caso de duda, el rechazo de un refugiado debe ocurrir ya en la frontera, dice Seehofer. La única solución a largo plazo es ayudar en los países de origen con una política de ayuda al desarrollo acertada. Seehofer está contento con la afirmación de Merkel: acoger a tantos refugiados, “eso sólo lo consiguen los bávaros”.

    Habló también de los problemas que aquejan al país, como son los escándalos en el sector automovilístico. “Hay que encontrar a los culpables” dice Seehofer. Se refirió también a los nuevos conceptos de movilidad. Le parece un error decretar el uso de del coche eléctrico y prohibir por la via regulatoria el uso del coche de combustión, según las pautas de una economía planificada al estilo comunista. El propone que parte de la revolución de la movilidad también puede consistir en que el servicio público de autobuses también sea eléctrico y que se creen alicientes para sustituir los coches viejos por coches nuevos de mejor compatibilidad ambiental.

    Seehofer es conocido por la “Obergrenze” (cifra máxima de inmigrantes), pero él también propugna una ley de inmigración que consiga atraer talento.

    Un partido político tiene que ser interesante, afirma Seehofer, en relación al posible regreso de Karl-Theodor zu Gutenberg a la política. Recordemos que este político tan carismático emigró a Estados Unidos tras dimitir después de reconocer que copió citas de texto en su tesis doctoral sin mencionar la fuente y haciéndolas pasar como propias. El será, entre otros, el que comente el debate televisivo entre Merkel y Schulz, los dos grandes candidatos de estas elecciones.

    Nos quedan por delante unas semanas interesantes y decisivas para Alemania.

  • Matrimonio para nadie

    Ehe für alle.jpgHace poco miré a Jaime profundamente a los ojos. Engendrado con el esperma de uno de sus dos padres varones, gracias al óvulo de una donante norteamericana y gestado en el útero de una madre canguro. Jaime es un bebé de pocos meses que estaba en los brazos de uno de sus protectores en la cuidad de Berlín, y pensaba hacia dentro: un día preguntarás quién es tu padre y quién es tu madre. “La célula de la sociedad no es el tubo de ensayo” como bien ha escrito el periodista Reinhard Müller en el FAZ.

    30.6.17: día en el que el Bundestag ha definido mayoritariamente que el matrimonio es para todos, aunque podríamos decir que también ha definido que es para ninguno, pues ambas posturas son inconsecuentes. Del mismo modo que un caballo no vuela, tampoco le es posible a un varón ser madre y gestar a un bebé, por mucho que lo manipulemos y por mucho que definan y redefinan los parlamentos. Pienso que vamos perdiendo la brújula. Somos testigos de grandes avances técnicos pero no de grandes avances morales. Es más, algunos avances técnicos nos facilitan la evasión de la realidad cada vez más y otros deterioran nuestra identidad biológica. Ya se verá de qué modo interviene el Tribunal Constitucional alemán ante tal decisión. No tardará en llegar la poligamia. ¿Por qué no?

    Empezó el partido de los verdes diciendo no habría coalición con el partido socialista si no accedían a esta propuesta, a la que luego accedieron. Y después la canciller Ángela Merkel, en una entrevista a una revista de público femenino, dio a conocer que no tenía nada en contra de consultar al Bundestag sobre esta cuestión, además sin voto obligatorio a su grupo parlamentario.

    En Alemania es público el voto de cada uno de los diputados. Ella misma ha votado en contra. Un muestra más del pragmatismo de Merkel. El que conoce su pasado en la República Democrática de Alemania (es decir la Alemania comunista), su experiencia política con el fallecido Helmut Kohl y su cabeza fría, propio de una persona que ha estudiado ciencias física, intuye como actúa Merkel. Mucho me temo que la mayoría parlamentaria de esta decisión no se hubiera obtenido en una encuesta popular.

    Los parlamentos pueden definir lo que quieran. El tema de fondo es la naturaleza de las cosas. El cuerpo humano no deja de ser un misterio aunque vamos descubriendo cada vez mejor cómo funciona. Los avances de la medicina son sensacionales pero no olvidemos cual es el fundamento de la medicina y hagamos al ser humano cada vez una persona más persona.

  • Conocer a un ex-canciller

    Gerhard-Schroeder.jpgHace unos días tuve la oportunidad de escuchar al antiguo canciller alemán Gerhard Schröder en la Cámara de la Industria y Comercio de Múnich. Solo se podía entrar a la conferencia con invitación personal. El evento se celebró dos días después de conocer el resultado de las elecciones presidenciales en Francia.

    Schröder recalcó la colaboración y el liderazgo que Francia y Alemania ejercen y deben seguir ejerciendo conjuntamente en Europa. Las prioridades de Europa son “la seguridad, la política exterior y la seguridad de la frontera europea”, recalcó Schröder. Kohl y Mitterrand decidieron forzar primero la unidad europea a través de la unidad monetaria y el segundo paso, aún no conseguido, será la unión política (a nivel legislativo y ejecutivo).

    Schröder ve tres posibilidades de integración europea: la de los países miembros, la de los países asociados (Noruega, Suiza, quizá pronto Inglaterra) y la de los países colaboradores. Schröder descarta que Turquía llegue a ser un día país miembro de la Unión Europea, sobre todo mientras mantenga la pena de muerte.

    El ex-canciller también piensa que Cameron cometió un grave error al promover el Brexit. Es posible que un día la Unión Europea le diga a Inglaterra: “we want our money back” (queremos nuestro dinero de vuelta).

    En cuanto a los refugiados comentó que hay que conseguir la integración “ganándose el pan y trabajando”. Para ello la política ha de poner los medios necesarios.

    Se puede decir que la reforma llamada “agenda 2010” de Schröder fue su gran éxito, y además la consiguió lanzar a pesar de la oposición interna dentro de su partido y de la oposición. Por eso dijo: “hay que estar dispuesto a luchar por las propias convicciones aunque te cueste el puesto y no seas reelegido”.

    Siempre es interesante conocer a personas que han sido protagonistas de la historia, aún más si hablamos de hechos que han ocurrido durante mis largos años en Alemania, país en el que todavía resido.

  • Solidaridad en Múnich

    ArmutMünchen.jpgMúnich es quizá una de las ciudades más ricas de Alemania y de Europa. Se ve en la calle. Sin embargo lo que no se aprecia es que hay alrededor de seis mil personas, también familias, que viven en viviendas de acogida para personas necesitadas. No me estoy refiriendo a refugiados, sino a personas que han caído en la penuria.

    No es difícil convertirse en vagabundo. Un problema con el alcohol, perder el trabajo o llegar al divorcio y uno puede acabar pronto en la calle. No es sorprendente encontrar a un vagabundo con título universitario.

    Hace poco he conocido a las promotoras de una ONG que lleva el nombre “Dein München” (tu Munich), cuya principal labor es ayudar a integrar en la sociedad a jóvenes que pertenecen a familias que pasan por esta situación. Les dan la oportunidad de participar en la vida cultural, en iniciativas del mundo laboral y en actividades deportivas.

    Para los jóvenes en esta situación es muy conveniente contar con ejemplos de personas que, con esfuerzo, han sabido salir adelante. Sin duda es la mejor manera de ayudarles a superarse. “No Limits” se llama uno de los proyectos que promueven. En efecto, uno de los efectos de la buena educación consiste en hacer atractivo el esfuerzo.

    Otro proyecto que he conocido es el de la asistencia ambulatoria a familias con hijos con enfermedades terminales. Son situaciones que, con frecuencia, superan a las familias y a los matrimonios, por lo que sin esa ayuda sería casi imposible enfrentarse a esas circunstancias.

    Y, por último, menciono al matrimonio que forman Clarissa y Michael Käfer (del conocido catering Käfer de Múnich), que con motivo de su boda decidieron crear una fundación a favor de los ancianos y las personas dementes. Pensaron que es más difícil, y por lo tanto un mayor reto, recoger fondos para estas personas, mientras que conseguir donativos para niños es más fácil.

    Es maravilloso comprobar y ver de primera mano que hay personas dedicadas a los demás. Al fin y al cabo esto es lo que nos hace felices, son acciones que elevan el amor a su máxima expresión y que nos convierten en personas útiles para los que nos rodean y así tener una vida lograda, fructífera.

  • Plan Marshall para África

    UNGERECHTIGKEIT.jpgHe podido asistir por segunda vez a una rueda de prensa del ministro federal de Desarrollo de Alemania, Gerd Müller, en Munich. Acude con frecuencia a esta cuidad por ser de Baviera. Las cifras que nos da son asombrosas: el diez por ciento de la población acumula un noventa por ciento de la riqueza mundial. El veinte por ciento de las personas consume el ochenta por ciento de los recursos.

    Unos vaqueros que se producen por 5 dólares en un país en desarrollo se venden por 90 dólares en un país del primer mundo. Solo cinco naciones contribuyen de un modo considerable a los fondos mundiales de desarrollo. Se necesitan 20 billones de dólares para acabar con el hambre en el mundo. Para conseguirlo, el ministro alemán propone un Plan Marshall para África. Hay que recordar que un plan con ese nombre sacó a flote a Alemania después de la II Guerra Mundial.

    Para Müller es posible hacer del desierto africano una zona verde. Se dispone de la tecnología. Es una cuestión de alianzas y de formación, sobre todo de la juventud. Uno de los puntos de ese plan es que la solución ha de proceder de la misma África, donde no solo se necesitan alimentos, sino también energía y lugares de trabajo. No es difícil crear situaciones “win-win”, donde se genere trabajo no solo en África, sino también en Europa. Para esto el ministerio de desarrollo ha creado varios centros de innovación en el continente africano. No puede ser que el precio del cacao lo decida un broker en Manhattan con su ordenador haciendo especulación de compra-venta. Si se ordenan los contratos mercantiles esto tiene solución, afirma Müller.

    No hay muro que contenga la ola de emigrantes que puede llegar a Europa desde África. Conviene más contribuir a resolver los problemas locales que invertir en viviendas para refugiados africanos en Alemania. El ministro también habló de los refugiados que se ponen en movimiento a causa del clima: “Es cuestión de dos grados más y doscientos millones de personas se pondrán en marcha, pues no soportan el calor”.

    África es el gran desafío para Europa, nos conviene mucho preocuparnos y ocuparnos de ese continente.

  • 2017, año VUCA

    VUCA.pngHay años que son enigmáticos. Parece ser que 2017 es uno de ellos. Se cumplen varios aniversarios: 100 años del comienzo de la I Guerra Mundial o los 500 años del comienzo de la Reforma de Lutero en Alemania.

    Además del comienzo de la presidencia de Donald Trump en EE.UU. también en Europa tendremos elecciones de connotación decisiva: en Alemania, en los Países Bajos, Bulgaria, Francia y Noruega.

    Claramente nos damos cuenta de que el mundo está en un agitado movimiento. Y para analizarlo es bueno conocer el pasado para poder entender el futuro. Por ejemplo, recordar cuáles fueron las coordenadas sociales que hicieron posible el luteranismo y la posterior cruel guerra de los 30 años, o entender la figura del hoy declarado Beato Karl de Austria y la razón del fracaso en intentar adelantar el fin de la sangrienta I Guerra Mundial.

    En un mundo occidental que se encuentra entre el secularismo (la negación de la trascendencia y el afán de definir el sexo como factor social) y el islamismo (una religión sin ilustración) no es fácil navegar sin brújula. Se habla con razón de que esta es la era VUCA, que en inglés recoge estas cuatro palabras: volatilidad, incertidumbre, complejidad, ambigüedad.

    En el mundo occidental convivimos, por una parte, con un acelerado avance tecnológico y, por otra, sufrimos una crisis de identidad. Queremos integrar a personas de otras culturas, pero integrar ¿en qué?, ¿dónde? Para esto tenemos que conocer antes nuestra propia identidad. Para eso nos conviene formarnos bien, por ejemplo leyendo más. No basta consumir titulares. A mí me preocupa que leo poco, por lo menos sé que podría leer más y deslizar menos el índice sobre el smartphone para conocer el último grito en Facebook, en Twitter o donde sea.

    Qué alegría da escribir de nuevo una carta de puño y letra o tener una conversación sosegada con un buen amigo, o hacer una buena excursión en vez de pasarse el día delante de una pantalla. Nos conviene mejorar nuestra capacidad de asombro ante lo positivo, que existe y mucho.

  • Palma, ¿smart city?

    Smart-City.jpgEl proceso urbanizador de nuestro planeta va creciendo con una rapidez galopante. No solo va aumentando la población, sino también el número de ciudades. Hay grandes urbes de las que desconocemos el nombre y que no existían hace 20 años. En China incluso hay alguna cuidad fantasma todavía por poblar. También es cierto que algunas ciudades se están despoblando, en las que la media de edad va en aumento, como es el caso del Este de Alemania, con algunas zonas con media de edad senil. Visto de una forma global la población mundial está más bien estancándose.

    Esto es un gran desafío para los gobiernos y los urbanistas. ¿En qué tipo de cuidad queremos vivir? La solución se encuentra en lo que hoy se llama la “smart city“. Es un concepto amplio y en sí, ambiguo. Está claro que la solución a la congestión no está siempre en doblar la anchura de las autopistas. Si ponemos la misma densidad de tráfico de Londres en Pekín, el medio ambiente estaría gravemente dañado. Hay gente que dice que una smart city es aquella en la que uno puede llegar a una zona verde andando en cinco minutos, o aquella en la que personas adineradas están dispuestas a viajar en transporte público porque es seguro, limpio, fiable y con una buena cobertura. En muy pocos años la cuidad de Shangai ha construido un red de metro asombrosa. Es interesante ver algunas imágenes satélite de cuidades a lo largo de los últimos 15 años, por ejemplo Dubai. Da vértigo la rapidez de su expansión y la extensión que alcanza.

    Ser smart city consiste en mucho más que tener alta tecnología en el transporte público, como cuando nos indican en la parada cuando llegará el próximo autobus. Es una tarea interdisciplinar que afecta a urbanistas, pero también a los constructores de vehículos, así como a los diversos conceptos de movilidad que hoy se debaten. ¿Por qué en la autopista Palma-Andratx no van todos los coches uno detrás de otro, enganchados, de modo que uno pueda leer mientras circula y desengancharse automáticamente, por ejemplo, al tomar la salida de Bendinat o de Palma Nova?

    Palma tiene muchas oportunidades para ser una smart city. No pocas cuidades alemanas lo son, aunque hay mucha tarea por delante. Es bueno pensar qué tipo de cuidad queremos dejar en manos de nuestros hijos y de nuestros nietos.

  • El tren de Sóller en la era de internet

    Tren_de_Soller__historische_Eisenbahn_Mallorca.jpgMi primer encuentro con un tren fue mi primer viaje con el tren de Sóller. Para los palmesanos ir en este tren es un buen plan de fin de semana con la familia, que nos convierte en turistas que quieren contemplar el valle de Sóller desde los vagones de un transporte tan emblemático. Hoy hacemos llamadas telefónicas a una velocidad de 238 km/h desde trenes llenos de personas en constante tránsito y nadie se inmuta. Otro de mis grandes recuerdos es el tranvía entre Sóller y su puerto, desde el que intentábamos coger naranjas con las manos mientras oíamos el lento “tac-a-tac” que generaba sobre las vías.

    Hace unas semanas pude visitar la empresa Vossloh, en Werdohl. Se trata de un pueblo alemán escondido en el bosque, a una hora de ciudades importantes como Colonia, Düsseldorf o Dortmund. En Alemania hay muchas empresas de este tipo: líder en su sector, una de esas “hidden champions” que se dedica a la distribución mundial de railes, guías de tren y muelles que sujetan el raíl al fundamento. Aprendí mucho.

    Como soy ingeniero de Telecomunicaciones, aunque ahora sería incapaz de escribir de memoria las leyes de Maxwell, caí en la cuenta que tiene mucho sentido que en un futuro cada rail tenga un chip que recoja, por ejemplo, el número de trenes que pasan por ese raíl, su tonelaje y su velocidad. Conocer el estado de la viga permitiría que un tren avance sin conductor a alta velocidad. Parece casi inimaginable pero lo llegaremos a ver.

    En Nürnberg el metro se mueve y se para sin conductor. En Bad Aiblingen tuvo lugar un grave accidente de ferrocarril con muchos muertos porque el jefe de guías desactivó manualmente el sistema de seguridad mientras jugaba con su smartphone. La técnica está avanzando tanto, que no pocos accidentes ocurren desgraciadamente por errores humanos.

    Sin embargo, no me imagino el tren de Sóller sin conductor. Habrá trenes-museo como este que siempre deberán seguir siéndolo para atraer a los turistas, y en mi caso me siento muy vinculado a este ferrocarril ya que en la estación de Sóller vivió mi antecesor, el poeta Josep Lluís Pons i Gallarza. Deja constancia de ello una placa en el portal de la estación.

  • 54 consejos y medio para un matrimonio feliz

    images.jpgLa conocida autora alemana Katja Kessler, esposa del famoso periodista Kai Dieckmann y madre de cuatro hijos, ha escrito el libro “54 consejos y medio para un matrimonio feliz”. Ella observa con asombro como el divorcio se está expandiendo como una epidemia en el entorno de sus amistades y se pregunta a qué se debe.

    Con su humor propio va exponiendo diversas situaciones a las que añade datos estadísticos y estudios científicos de todo tipo. No se puede decir que sea un libro de un análisis profundo pero sí es muy ameno. Lo he leído, pues ya comenté en Diario de Mallorca su anterior libro sobre su traslado con toda la familia durante un año a Estados Unidos y tenía curiosidad por conocer los consejos que nos ofrece en su nueva obra. Durante su lectura he caído en la cuenta de que estaba dirigido a mujeres, lo que no me ha impedido terminarlo. Más tarde me he enterado de que el 75 por ciento de los divorcios en Alemania son presentados a iniciativa de las mujeres (lo que no quiere decir que ellas tengan la culpa). También he podido conocer que la probabilidad de un divorcio es mayor si el que tiene que viajar por motivos profesionales no es el padre, sino la madre.

    El divorcio un tema lamentablemente actual y ya es casualidad que haya salido publicado este libro coincidiendo con el texto Amoris Laetitia del Papa Francisco sobre el matrimonio, con motivo del Sínodo de Obispos de la Iglesia Católica. Los puntos de vista de Kessler son más bien seculares y poco religiosos. Se nota que ha tenido una formación católica aunque ella misma no está casada por la Iglesia. En este sentido, me parece muy interesante lo que escriben aquellos que también defienden la institución del matrimonio, pero argumentándolo desde otros ángulos.

    En uno de los capítulos Kessler escribe: “Hay investigaciones que verdaderamente demuestran que los matrimonios no sólo son más sanos, sino que son más felices y están más satisfechos que los que no se casan y que esa felicidad y esa satisfacción hacen que el matrimonio sea más duradero. Eso prolonga la vida de los maridos unos 7 años y la fecha del fallecimiento de las mujeres se retrasa unos dos años”.

    Una de las conclusiones que saca Kessler es que con la sociedad del bienestar nunca antes habíamos tenido tanto tiempo para ocuparnos de cosas banales. En efecto, todo lo que distrae de lo esencial, lo que nos hace perder el tiempo, debilita nuestra comunicación, que es el desafío número uno en el matrimonio: hablar de lo que verdaderamente importa.