Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

Divagaciones de un mallorquín - Page 5

  • La antropología de la red

     

    internet.jpegDicen que "la red no olvida". Sobre estas y muchas más cuestiones cibernéticas trata el libro "NEXT" publicado por la profesora de Comunicación Corporativa de la Universidad de San Gallen en Suiza en el verano de 2011, Miriam Meckel, conocida autora y ensayista alemana.

     

     

     

    En efecto, ya se habla del "Websuicide" para conseguir desaparecer de la red. Hay gente que paga mucho dinero para no aparecer en la red para nada. Meckel propone, entre otras cosas, que se facilite colgar fotos en la red con fecha de caducidad. Ciertamente me sorprende la facilidad con la que los adolescentes (especialmente las adolescentes) cuelgan fotos en Facebook. No se dan cuenta de las repercusiones que puede tener, por ejemplo, cuando tengan que buscar trabajo.

     

     

    La cuestión de fondo es si las nuevas tecnologías nos deshumanizan. Como en todo, es cuestión de equilibrio y de ponderación en su uso. El libro se desarrolla como una reflexión de un ordenador que "cuenta" su historia sobre la conquista de datos humanos. Habla de la transición del "tiempo corpóreo" al "tiempo del sistema". Mientras que en el primero los datos se encontraban en el cuerpo, en el segundo, los datos se encuentran en "el sistema".

     

     

    No cabe duda, "la red" sabe cada vez más sobre nosotros y como la memoria es gigante y no cuesta, "la red" es cada vez más hábil usando los datos que nosotros mismos, quizá ingenuamente, introducimos. Las posibilidades de asociación de "la red" no son nada despreciables. No soprende, por ejemplo, que al comprar un libro en internet, la red nos sugiera: "los que han comprado este libro también han comprado estos". También es conocido que los resultados de búsqueda en Google depende también de quién busca y de qué perfiles suyos se encuentran registrados en la red. Por lo tanto, el resultado es condicionado.

     

     

    Las aplicaciones médicas asociadas con "Apps" también nos resultarán asombrosas dentro de poco. Tener un chip injertado que trasnmita datos para apliacaciones médicas puede dar grandes resultados en beneficio de la salud.

     

     

    De todos modos, como ingeniero, el cerebro y la inteligencia de todos los órganos del cuerpo no me parecen sustituibles por un ordenador, ya que el hombre es mucho más que materia. Ya lo dijo Aristóteles, está compuesto de cuerpo y alma, lo cual da fe de una inteligencia superior que, para mí, es Dios. Pienso que ningún hombre será capaz de "inventar" a un hombre por mucho progreso que haya.

     

  • Colonia, ciudad literaria

     

     

    Buch.jpgBien se puede decir que Colonia es una cuidad literaria. Cada año tienen lugar tres eventos que lo confirma.

     

    La Lit.Cologne (www.litcologne.de) es una feria litararia en la que se presentan libros y autores. Tuvo lugar por primera vez en marzo de 2001. En el 2012 el programa contaba con 172 intervenciones. Participan tanto premios nobel de literatura como galardonados nacionales y también autores de Best Sellers. También tuvieron lugar sesiones de tarde con temas especiales, como por ejemplo la presentación del libro "My Song" del cantante, autor y activista político Harry Belafonte. 73 presentaciones se dedicaron a literatura juvenil en la que participaron clases de colegio al completo. En el 2011 asitieron 85.000 participantes y se cubrió la capacidad de la feria al 96 por ciento, lo cual demuestra que no solo el cine y la música se pueden presentar en una feria sino también la literatura.

     

     

    Durante el verano, la literatura traspasa las puertas de las casas privadas. Los amantes de la cultura se convierten en anfitriones (www.kunstsalon.de) y dan la bienvenida a autores y participantes y contribuyen económicamente a financiar los costes de los autores y de la organización. La idea consiste en dar a los autores la posibilidad de ser conocidos y al mismo tiempo fomentar la idea cultural del "Salón", muy extendida en el pasado en Alemania, mediante la cual los mecenas culturales daban entrada en su hogar a artistas conocidos y por conocer, fomentando, de este modo, el progreso del debate cultural y las relaciones sociales. Este verano participaron 33 anfitriones y 50 autores. El buen tiempo, los jardines de las casas, la terrazas en los techos y los patios contribuyeron a crear el ambiente necesario y estuvieron completas y facilitaron el contacto entre autores y lectores. Me parece una idea muy aplicable para Palma.

     

     

    Por último, del 7 al 9 de septiembre de 2012 – lo más parecido que hay al dia del libro en España – tiene lugar la Feria de la Lectura en el Rhin (www.rheinlesen-koeln.de). El año pasado asistieron 25.000 personas. El evento tiene lugar en el emblemático entorno de tres nuevos edificios llamados "casas grua", debido a su arquitectura a las orillas del Rhin.

     

     

    Tres eventos que invitan a leer más y a movilizar la creatividad. Tres motivos para aprender alemán y visitar Colonia.

     

  • Hacerse alemán

    FK-Karneval_Koeln_008.jpegSe habla y se escribe mucho sobre la integración social en Europa. Cuando llegué a Alemania en 1984 me vine con la idea clara de "hacerme alemán". Esto no quita que me sienta muy mallorquín y muy español, pero esta idea me parece fundamental para aquel que no quiere vivir en un mundo paralelo y superpuesto sino que desea empaparse de la realidad en la que vive. Por eso también procuro leer cada día las páginas locales del periódico y conocer y participar de las preocupaciones sociales del país, que es ahora mi nuevo país sin que necesariamente tenga que adoptar la nacionalidad alemana.

    El "hacerse alemán" supuso no tener contacto con españoles durante la carrera, incluso evitarlo activamente y así fue como lo hice durante muchos años. En aquella época no existía ni la red universal Internet ni tampoco Facebook.

    Ahora he conocido una movida bastante interesante en Facebook relativa a este tema. Un amigo de Pamplona que vive en Colonia ha creado junto a otras personas el grupo "Españoles en Colonia" y curiosamente este grupo va en rápido aumento. Ya hay alrededor de 500 miembros y la verdad es que ahí se cuelgan todo tipo de preguntas, que por lo general van muy en serio:

    Penélope pregunta: ¿Me podrían decir cuánto puede costar mandar un container desde Canarias a Alemania?. Aitor pregunta: ¿Algo interesante que hacer hoy en Colonia? Tampoco faltan consejos muy prácticos y relevantes. Claudia nos informa: "Para los que queráis convalidar vuestro título de ingeniero, estos son los pasos a seguir...".

    Los deportistas televisivos están bien representados. Junco escribe: "Voy a ver el partido en Rudolfplatz en un bar de deportes muy grande que está haciendo esquina en la misma plaza".

    No sólo hay españoles en ese grupo, sino también latinoamericanos y alemanes con interés por España. Hay españoles que escriben en alemán y alemanes que escriben en castellano. José hace preguntas filológicas como: ¿Qué hablamos en Colonia? ¿Speutsch o alemañol? Y Nadja contesta: ¿Espaneutsch oder Deutschellano?

    Cliff nos ofrece su bicicleta con foto por 80 euros y Estela dice que llega el día 22 y busca un piso de alquiler para dos personas y se interesa por las quedadas que se anuncian continuamente en ese grupo. Carmyla nos ofrece sus últimas recetas: "Buenos días. Hoy te he preparado una tapa dulce que es una delicia, "Zoete Marisa". El nombre significa "Dulce Marisa" Es un postre sano a base de yogurt y fresas. Sencillo de preparar pero con un sabor increíble. ¡Que lo disfrutes! Saludos, Carmyla".

    Podríamos segir. Esto es sólo una muestra, que es ya de por sí interesante. No sé que hubiera sido de mi, si en mi época de estudiante hubiera existido Internet y Facebook. Seguramente hubiera tenido que luchar mucho más para concentrarme sobre la dura materia de la carrera de telecomunicaciones y no hubiera aprendido tanto alemán. La dispersión es hoy mucho más fácil. Eso no quiere decir que los tiempos pasados siempre fueron mejores. Los tiempos de hoy son simplemente distintos, con sus ventajas y sus desventajas. El reto es el mismo: el orden interior y la cabeza clara.

  • ¿Impuesto demográfico?

     

    familia numerosa.jpegEl diputado alemán Markus Wanderwitz, portavoz del grupo de diputados jóvenes de los cristianodemócratas (CDU/CSU) ha presentado la idea, a primera vista descabellada, de una contribución solidaria y obligatoria al Estado para aquellas parejas que no tengan hijos. Su razonamiento es que tener hijos siendo un asunto privado que tiene serias consecuencias para el país. La realidad es que la tasa fiscal para los casados sin hijos es la misma que la tasa fiscal para los casados con hijos. No es así en Francia, por ejemplo. Los matrimonios con hijos contribuyen mucho más, a través de IVA, a llenar las arcas del Estado que los matrimonios sin hijos. La pensión que reciben los matrimonios con hijos es la misma que la que reciben los padres sin hijos, sin tener en cuanta el beneficio económico que para el Estado supone la inversión en educación que hacen los padres con sus hijos.

     

     

    La idea de un "impuesto demográfico" ha sido aplastada inmediatamente por la canciller Merkel. Es lógico, pues presenta unas graves dificultades prácticas de aplicación. ¿Por qué "penalizar", por ejemplo, a aquellos que involuntariamente no pueden tener hijos?.

     

     

    En realidad, lo más sorprendente de esta propuesta es que se haya hecho. Es una señal de que existe un problema demográfico grave en Alemania (y también en Europa). Seguramente sería más acertado proponer una política que favorezca de un modo decidido a las familias numerosas en Alemania. Hay un millón doscientas mil familias con tres hijos o más en Alemania. El 75% de estas familias viven con matrimonios estables y contribuyen a mejorar el capital humano del país y, por eso, no se merecen para nada que se les califique de "asociales" por tener un proyecto abierto a la vida, como así ocurre. Con frecuencia se asocia a la familia numerosa con un riesgo de pobreza. Es cierto que hay muchas familias numerosas que lo pasan muy mal para llegar a fin de mes. Pero también es cierto que convendría más asociar a la familia numerosa como un factor de riqueza vital para Alemania y para las relaciones humanas. Existen investigaciones recientes, que se pueden comprobar en muchas familias numerosas, que afirman que el menor de los hermanos es siempre el más espabilado, el más creativo, el más ingenioso. Ya que Alemania depende mucho de su alta productividad, le conviene mucho fomentar el ingenio humano y la innovación desde el principio, por ejemplo, fomentando más la familia numerosa.

     

     

    El discurso sobre la concialiación de la familia y el trabajo no considera muchas veces la realidad de la familia numerosa, sobre todo en Alemania, ya que muchas instituciones educativas terminan su tarea al medio día y muchas madres y algunos padres tienen que "hacer el pino" para ocuparse de sus hijos por la tarde o buscar otro tipo de ocupación para sus hijos.

     

     

    La primera cresta de la ola del problema demográfico se presenta con la falta de personal cualificado y de aprendices en el mercado laboral. La segunda cresta del tsunami se presentará cuando en pocos años se doble en algunas poblaciones el número de personas mayores de 80 años y falte personal y dinero para atenderlas. Se calcula que en 2050 la media de edad en Alemania será de 60 años. Dicho de otro modo: el futuro de la sociedad alemana y europea está en las manos de las familias numerosas.

     

  • España, ¿reserva laboral de Alemania?

     

    Arbeit.jpgÚltimamente oigo con demasiada frecuencia a políticos alemanes, como por ejemplo al ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, o al antiguo ministro de Economía y Trabajo, Wolfgang Clement, hablar de España como la reserva laboral de Alemania.

     

     

    A nadie se le ha olvidado el reciente viaje de Angela Merkel a España en el que ha ofrecido multitud de puestos de trabajo para españoles. De hecho, el Instituto Nacional de Estadística alemán ha comunicado que en 2011 llegaron un 49% más españoles que en el año anterior (2.400 personas más). Paradójicamente, 64.000 alemanes abandonaron su propio país.

     

     

    Instintivamente me pone un poco triste la "fuga de talento" desde España en dirección a Alemania, pues se trata de personas con creatividad, entusiamo y energía que podrían ayudar a resolver los problemas de nuestro país. Por otro lado, y visto a nivel europeo, es una buena oportunidad y, seguramente, una medida eficaz para lograr una inmigración intra-europea sensata ya que, obviamente, Alemania prefiere una inmigración europea a una inmigración procedente de países árabes. Se trata de la capacidad de integración y de asimilación.

     

     

    Yo mismo salí de España a los 17 años, en 1984. Ya desde pequeño me educaron para que me fuera despegando de Mallorca. A los 10 años me pasé un mes del verano en Inglaterra y los tres veranos siguentes en Irlanda. A los 16 años mi madre me dijo: "ya sabes inglés, ahora aprendes alemán". Me acuerdo perfectamente. De ahí a quedarme en Alemania para estudiar Telecomunicaciones ya fue poca distancia. Fui un emigrante precoz. Es obvio que todo se lo debo a mis padres que tenían una idea muy clara de que saber idiomas aumentaba las oportunidades en la vida y así es.

     

     

    Es cierto que hoy en día hay que considerar el inglés como segunda lengua materna y todo cuidadano europeo debería hablar por lo menos tres idiomas europeos. Ahora es todo más fácil, también debido al programa de intercambio universitario Erasmus. Ahora bien, hay que estar bien precavidos porque tengo la impresión que este programa es para muchos una oportunidad de pasárselo bien, estar todo el día con otros españoles y no pegar ni golpe para luego regresar a España con el mismo nivel de alemán que tenían antes de salir.

     

     

    Siempre es bueno salir del país una temporada. Uno de los efectos positivos que tuvo para mí fue darme cuenta de verdad de lo que tenía en casa y ser más agradecido. Resulta agradable tener un bagaje cultural amplio, ser capaz de leer libros en tres idiomas. Recuerdo lo emocionante que fue para mí oir la Pasión según San Mateo de J.S. Bach en la catedral de Aquisgrán en alemán y ser capaz de entenderla completamente. Pienso que fue el primer momento en el que me sentí alemán aunque mi pasaporte sea español y, de momento, no tengo intención de cambiarlo. Me sentí alemán porque esta composición expresa muchos sentimientos que me permitieron comprender mejor la manera de expresarse que tienen los alemanes.

     

     

    Al que dude o tenga pereza por comenzar a aprender un nuevo idioma europeo, que se anime.

     

     

     

  • El partido pirata

    Piraten.JPGNunca pensé que la piratería se podría asociar a un partido político. El partido de los piratas (www.piratenpartei.de) ha dejado de ser un partido de cuidadanos que protestan para pasar a la realidad política del Land de Berlín como resultado de las últimas elecciones autonómicas. Quince piratas son diputados por el parlamento autonómico de Berlín.

    El partido no se rige por un sistema de delegados sino que cada miembro tiene voz y voto y puede presentar propuestas ante el pleno del partido. Los piratas se entienden como portadores del estilo político del siglo XXI: más transparencia (en contra de una política de puertas cerradas), más derechos del cuidadano (en contra del almacenamiento de datos privados), en contra de patentes sobre seres vivos, medicamentos y software. En lo que se refiere a la política familiar patinan un poco: promueven la autodeterminación como máxima de la vida familiar. Yo más bien la definiría como complementariedad mutua entregada. Al mismo tiempo proponen que el Estado no registre el sexo de las personas. En la política medioambiental se manifiestan contrarios a la energía atómica y los monopolios.

    El partido fue fundado el 10 de septiembre de 2006 en Berlín según el modelo del partido pirata sueco. La media de edad en el partido es de 35 años. La media de edad de los verdes es de 42 años, la de los liberales de 51 años, la de los cristianodemócratas de 57 años, la de los socialistas de 58 años y la de los comunistas de 65 años. Son datos interesantes.

    Uno de los principios del partido es que todo es público y muchas decisiones se toman en la red. La comunicación interna tiene lugar en Twitter y no en los pasillos de una sede de partido. Las decisiones mayoritarias se toman en base al "liquid feedback". Los textos de las propuestas son visibles al exterior del partido. La base del ideario pirata se encuentra en la "declaración de Uppsala" que documenta los fines de todos los partidos piratas con motivo de las elecciones europeas de 2009. Muchos de estos fines tienen que ver con la relajación del derecho al "copyright". Curiosamente este punto, común con los verdes, ha llevado recientemente a un pronunciamiento del Juzgado de Europa en contra al intento de patentar la información genética del ser humano y consecuentemente al reconocimiento de la dignidad del hombre desde el momento de su gestación.

    Desde fuera podrían dar la impresión de ser un grupo de caóticos que no brillan especialmente por su elegancia. Por otro lado, sería un error ignorarlos, como hubiera sido un error ignorar a los verdes hace 40 años. Los piratas no se dejan encuadrar en un esquema de derechas o de izquierdas. De hecho en Berlín, para su sorpresa, les han sido asignados los sitios a la derecha de los cristianodemócratas aunque ellos pensaban que serían situados entre los verdes y los comunistas. El jóven diputado Alexander Spies está acostumbrado a llevar siempre un gorrito. No está permitido llevar gorritos en el hemiciclo y ahora muestra su calva. En cualquier caso, como comenta Anne-Dore Krohn en el Frankfurter Allgemeine Zeitung, Spies afirma que "queremos hacer política con contenido". Nos dejaremos sorprender.

  • Banalizar el divorcio

    Mühl.jpgMelanie Mühl es una articulista joven y de mucho futuro del Frankfurter Allgemeine Zeitung, de gran talento a la hora de escribir. Ya en su primer libro "Menschen am Berg" (Hombres de montaña) me llamó poderosamente la atención su prosa fina, que no roza, ni de asomo, lo rebuscado.

    He tenido la oportunidad de conocerla y me contó que se había encerrado para escribir su segundo libro sobre un tema delicado: "Die Patchwork Lüge", que salió a la venta este verano. Es un título de difícil traducción. En Alemania se entiende por familia "Patchwork" aquella que está compuesta por un padre y una madre casados por segunda vez, que aportan cada uno hijos del matrimonio anterior, y formado quizá también con hijos comunes. El libro trata sobre la ingenuidad con la que la prensa amarilla trata a "la nueva familia", como si no existiesen secuelas para los niños como consecuencia del divorcio de sus padres. En el cuarto capítulo del libro podemos leer, por ejemplo, esta pequeña muestra de las consecuencias del divorcio:

    "Estamos atascados en un experimento social que nosotros hemos puesto en marcha y sobre el que hemos perdido el control. No está nada claro como terminará. Lo que sabemos es que el experimento ha tomado una dirección llena de peligros y es difícil comprobarlo. Crece continuamente el número de hijos de divorciados y de hijos emocionalmente abandonados. Se generan así cada vez más narcisistas y más egoistas que, al mismo tiempo, son mimados como príncipes y están tan entrenados como cadetes. El trauma de la separación, de la negación precoz del amor y la sobrecarga conducen a la emigración interna. El cerebro disminuye los sentimientos de un modo automático, como si de un equipo de música se tratase. El vacio emocional conduce a la falta de sensibilidad de los sentimientos y de ese modo a una vida que se manifiesta como si uno estuviese detrás de un cristal y contemplase el mundo como un espectador. Estas experiencias alienantes impiden el desarrollo y fomentan la inmadurez. Los niños pierden la empatía y ya no sienten ni comprensión, ni contricción. Ya no dicen "tengo miedo" sino que hoy en día se expresan diciendo algo así como "no me incumbe, me da igual, no me importa para nada". Sin un vínculo profundo, los padres no pueden educar a sus hijos ni prepararlos para este mundo con sus leyes escritas y no escritas. Aunque sea solo por motivos de automantenimiento y de pragmatismo, a las generaciones les convendría hacer todo lo posible para entrelazarse y, por el contrario, se separan".

    Melanie Mühl subtitula su libro como "texto de debate". Ella misma es hija de padres divorciados y tiene las conscuencias bien experimentadas. El libro ha conseguido desatar el debate que se proponía. Se han escrito multitud de artículos sobre el libro y también se han publicado varias entrevistas con la autora. Vivimos una vida muy acelerada, muy optimizada, muy cronometrada. Como ella escribe, "hemos perdido el sentido del tiempo y con ello también el del amor". Nos conviene recuperarlo.

  • Los medios y los derechos humanos

    DW-GMF Bonn4comp.jpgLa Deutsche Welle convoca cada año un congreso para periodistas, el "Global Media Forum", que tiene lugar en el recinto del antiguo Bundestag de Bonn. Siempre tiene algo de especial poder asistir a excelentes ponencias en este entorno.

    Del 20 al 22 de junio de este año se han reunido mil quinientos periodistas, entre los que me encontraba yo mismo, para hablar sobre los derechos humanos y los medios. El comienzo del año ha sido ya muy peculiar debido al levantamiento popular en Egipto y en países vecinos. De algún modo se habla de la Primavera Árabe. La Deutsche Welle emite en árabe desde Bonn y, de este modo, ejerce también una influencia en los procesos de levantamientos cuidadanos en países en los que la libertad es oprimida. Erik Bettermann, Director General de la Deutsche Welle, declaró en este congreso que "en lo que se refiere a los derechos humanos, los medios son siempre objeto y sujeto al mismo tiempo. Si informamos sobre infracciones de los derechos humanos, debemos tener un dominio de la profesión informativa como condición de nuestra credibilidad. Si en algunos países nos bloquean internet, estamos hablando de una violación contra la Carta de las Naciones Unidas."

    La blogera Lina Ben Mhenni, de Túnez, obtuvo el premio de Blogs (BOBs) durante el trancurso del congreso en el que se reunen expertos, miembros de organizaciones no gubernamentales y representantes de la política. Esta amplitud da un tono especial a la conferencia y asegura la profundidad y la calidad de los debates.

    Se habló también sobre los ataques cibernéticos de los que están empezando a ser víctimas organizaciones no gubernamentales que actúan en favor de los derechos humanos en países con regímenes totalitarios. Es conocido, por ejemplo, que algunos países africanos como Zimbawe, Camerún, Uganda y Etiopía limitan el acceso libre a las redes sociales.

    Misha Glenny, periodista británico, habló en una sesión sobre su experiencia personal con el periodismo de investigación cuando se desarrolla en un terreno involucrado en un conflicto bélico: "Existe un dilema continuo. Naturalmente, el periodista se decanta por una opción y es parte del marco ideológico en el que se desenvuelve un conflicto. Lo primero que te preocupa es tu propia seguridad y, lo segundo, es entender si hay personas que van a ser expuestas al peligro en razón de lo que tú digas. Lo más importante es entender la causa de los conflictos, entender lo que está detras“.

    También se habló de las dos caras de la globalización. Las empresas que trabajan en países conflictivos no se pueden desentender la de situación de los derechos humanos en esos países. Actualmente, el 20 por ciento de la población mundial consume el 80 por ciento de los bienes que se producen, creando así un gran desigualdad. El criterio debe ser siempre conocer qué parte de la ganacia se queda en el país la produce.

    Estos y muchos otros temas fueron debatidos en Bonn en junio. Como se puede ver, un congreso al que vale la pena asistir.

  • Un viaje histórico

    Matussek.jpegMatthias Matussek, conocido autor de la revista SPIEGEL, ha sorprendido al público con su libro "Das katholische Abenteuer. Eine Provokation" (La aventura católica. Una provocación).

    Matussek rompe los esquemas "¿Por qué la fe? Porque me aburre la falta de convicciones en nuestro sistema, esta ironía continua en la que cada creencia se convierte en un bailoteo y en la que todo creyente es un número de risa, salido del tiempo....La religón es lo único que nos queda, en restos, después de que las ideologías han fracasado y el consumismo es incapaz de cualquier tipo de metafísica".

    Matussek proviene de una familia de cinco hermanos de la cuenca del Ruhr. De educación católica tanto en la familia como en el colegio (estuvo internado en el colegio de los Jesuítas en Bonn). Más adelante abandonó la fe y conoció la otra cara de la moneda, fumándose algún que otro porrete, como cuenta en su libro. Con el paso del tiempo volvió a sus raíces. En los últimos meses ha levantado la voz, mejor dicho su pluma, o la consola de su ordenador, para dar a conocer en SPIEGEL-online su opinión sobre temas como el abuso o el aparente rigorismo moral que el mundo secular echa en cara el Papa.

    No tiene pelos en la lengua: "El pecado tiene un problema de imágen. Una gigantesca locura increíble de inculpabilidad ha cubierto nuestra sociedad, libre de toda sorpresa, mientras que los ordenadores y las redes sociales ejercen un control minucioso y se ocupan de que todo siga su curso previamente calculado. Reconocer nuestra culpa es lo que nos separa de los animales capaces de todo tipo de camuflaje".

    Mientras el libro sigue entre los bestsellers, ha recibido muchas alabanzas pero también muchas críticas, algunas provenientes de sus colegas de la prensa. A Matussek le asombra que haya tan pocos periodistas que se atrevan a manifestar abiertamente su fe. Algunos temas siguen siendo un desafío a la tolerancia inversa, no sé si me explico.

    Su libro está caldeando el ambiente antes de la llegada del Papa a Alemania, del 22 al 25 de septiembre. Después de ser testigo de una jovial Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, el Papa sabe que nadie es profeta en su tierra. De todos modos, el sentido de la historia triunfa ante todo escepticismo, pues va a ser el primer Papa de origen alemán que hable ante el Bundestag después del comunismo, después del nacionalsocialismo y después del luteranismo.

    Tal y como el Papa consigió acaparar la simpatia y la atención de la clase política en Westminster Hall, en Londres en 2010, del mismo modo se puede y debe esperar que la mayor capacidad intelectual que tiene hoy Alemania en el mundo entero consiga llenar a este país, tan importante, de esperanza y de sentido de resposabilidad interna y en el mundo, que mucha falta le hace.

  • Dar vida a la historia

    Le saloniere.JPGRecuerdo cuando era pequeño que un dia fuimos a cenar a Son Termens con toda la familia donde vimos una lucha de caballeros montados a caballo y cenamos pollo con Mirinda de limón, todo en plan Hollywood.

    Imaginemos que un día los jardines de Alfabia aparecieran ambientados con personas con vestidos y modos de hablar originales del siglo XIX: una merienda al estilo de la época, una cena y un baile.  ¿No sería también un ambiente ideal para dar un clase de historia in situ para un curso de la ESO sobre la Ilustración?. Lo curioso de la situación es que los alumnos podrían incluso hacer preguntas a los actores, por ejemplo: ¿no es incómodo ese traje?.

    Gesa Maren Schmidt e Isabel Gronack-Walz, de Colonia, tienen una empresa que se dedica a organizar este tipo de eventos (www.saloniere.net), no en plan Hollywood, sino que se trata de la “clase-A“, la clase auténtica. Es decir, los trajes tienen la costura de la época, la comida se cocina con los utensilios y las recetas de la época, etc. Tienen eventos abiertos para la gente interesada en algo así, y eventos cerrados para los que quieren celebrar, por ejemplo, el cumpleaños de un modo distinto. La mayoría de los participantes alquilan los trajes y esto les permite colaborar con sastres de alta costura. Estas fiestas están abiertas para todas las edades y es común ver participar a familias completas: abuelos, padres e hijos.

    A estos eventos asisten "freaks" a los que les entusiasma este tipo de "second life". Les ocurre una especie de mutación que les permite actuar con soltura y en vivo (no de modo virtual) en un mundo pasado. Son personas de diversas profesiones: modistas, fotógrafos, historiadores, gente, en general, de elevado nivel cultural. Los hombres se interesan más por las armas y por la arquitectura de los castillos y las mujeres por los trajes y las recetas. De hecho, tanto la historia de la moda como la historia de los modos de comportamiento social son la historia de la cultura. Algunos se lo toman demasiado en serio y son absolutamente precisos en todo. Otros pretenden sólo evadirse un poco y disfrutar en una especie de "máquina del tiempo". Es curioso observar la capacidad de mutación y de actuar que tiene el hombre y de adquir modos de comportamiento de otra época. Algunos rozan el autismo. Hay personas con este hobby en Dresden, Munich y Beyreuth, en general en zonas donde hay castillos. Por ejemplo así funciona el grupo Victorias Enkel (www.victorias-enkel.de). Los expertos están en Francia. No podía ser de otro modo. Hay ejemplos también en Estados Unidos (Colonial Williamsburg, www.colonialwilliamsburg.com). No tengo noticia de algo similar en España, pero quién sabe.

    El precio de la evasión, si no se controla, es siempre la depresión. Por otra parte, el interés por lo bello y lo culto es expresión de una nostalgia existente en nuestros días en un mundo cada vez más virtual. Es bueno para el hombre rodearse de lo bello, pues lo bello puede conducirle a descubrir lo verdadero y lo bueno.