Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

La Filarmónica del Elba

Elbphilarmonie.pngUno de los edificios más emblemáticos de Alemania es la nueva Filarmónica del Elba (en alemánElbphilharmonie). A comienzos de año estuve en Hamburgo por un viaje de trabajo y, de repente, me encontré delante de ese majestuoso edificio.

Se terminó de construir en noviembre de 2016. Se encuentra frente a la “ciudad almacén” de Hamburgo, constituida por los silos donde se almacenan el café, té, cacao y otros productos traídos de ultramar a la cuidad hanseática. La fachada es de cristal y recuerda las velas de un barco… o a las olas del mar, al encontrarse a orillas del río que baña Hamburgo. Reflejos de múltiple tipo dan vida al edificio. Alexander Gérard promovió el proyecto y la cuidad-autonomía de Hamburgo lo aprobó en 2007. La construcción fue financiada con fondos públicos.

El fin de la construcción estaba previsto para 2010, pero se retrasó varios años. Costó 866 millones de euros, doce veces más del primer cálculo. La apertura fue en enero de 2017 con un concierto de la orquesta sinfónica de la radiotelevisión de la Baja Sajona. Durante el primer año fue visitado por 850.000 personas y se dieron 600 conciertos. Un total de 4,5 millones de visitantes se acercaron a ver el edificio. 70.000 personas visitaron el auditorio y 60.000 participaron en programas de iniciación a la música. El edificio contiene un hotel al que vale la pena ir. Por otro lado, las 45 viviendas integradas en el edificio son de las más caras de la cuidad, con un precio que ronda los 10 millones de euros.

Otra peculiaridad del edificio es el auditorio que consiste en un elemento colgante con exquisitas características acústicas. Se llega a la sala de conciertos a través de una escalera mecánica de 80 metros que también da acceso gratuito a una espectacular terraza. El trayecto dura dos minutos y medio y el visitante solo percibe que se está moviendo hacia una gran luz. El edificio tiene 29 ascensores y once escaleras.

El órgano de la filarmónica tardó 8 años en construirse y tiene 69 registros y 4.764 tubos de órgano.

La Filarmónica del Elba es, por lo tanto, un lugar icónico que identifica a la cuidad de Hamburgo. Se puede decir que es una “catedral” acústica moderna. Es un gran logro cultural contar con un edificio de este tipo. Un buen motivo, entre muchos otros, para visitar Hamburgo.

Dejar un comentario

Optional